ADMINISTRACIÓN LOCAL


En este espacio vamos a comenzar a subir las ordenanzas, leyes y tasas que controlan nuestro día a día para su conocimiento.

Lo que puedes encontrar:
  • EL DEPÓSITO LEGAL



EL DEPÓSITO LEGAL

El depósito legal es la obligación, impuesta por ley, de depositar en una o más bibliotecas ejemplares de las publicaciones editadas en un país. En España, el depósito legal está regulado por la Ley 23/2011, de 29 de julio, de depósito legal. 

La finalidad del depósito legal es la recopilación del patrimonio bibliográfico, así como su conservación y difusión, tanto en la Biblioteca Nacional de España como en los centros de conservación que determinen las CCAA en su normativa. 

El patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital de las culturas de España está compuesto por todos los documentos editados en el país. Por tanto, los centros de conservación deben ofrecer a los ciudadanos de hoy y del mañana la posibilidad de consultar los libros de artista, los facsímiles o las enciclopedias; pero también todo tipo de publicaciones editadas por las Entidades Locales. Estas obras editadas por Diputaciones y Ayuntamientos, a veces hojas sueltas o folletos, tienen un valor incalculable para reconstruir la historia de nuestros pueblos, sus fiestas y actividades culturales, su religiosidad o la evolución plástica de sus carteles. En definitiva, la conservación de este patrimonio documental en las bibliotecas del país hace posible el estudio y la comprensión de nuestro pasado y nuestro presente. 

Según la Ley 23/2011, están obligados a solicitar el número de depósito legal los editores de publicaciones de todo tipo, reproducidas en cualquier clase de soporte y destinadas a su distribución o comunicación pública. 

Las Diputaciones y los Ayuntamientos, las administraciones más próximas a los ciudadanos, desarrollan una importante labor editorial; por tanto, es fundamental que, después de darse de alta como editores en la Oficina de Depósito Legal de la provincia, soliciten número de depósito legal y entreguen allí cada nuevo número de las revistas que publiquen, así como los carteles, folletos turísticos, programas de fiestas, pregones…. 

No hay que olvidar que, como dice la Ley 23/2011, el depósito legal también tiene ventajas para los editores obligados a constituirlo: visibilidad y publicidad de sus publicaciones y la garantía, a largo plazo, de la disponibilidad del material publicado. 

¿CUÁLES SON LAS PUBLICACIONES SUJETAS A LA OBLIGACIÓN DEL DEPÓSITO LEGAL? 
  • Libros y folletos estén o no destinados a la venta. 
  • Hojas impresas con fines de difusión que no constituyan propaganda esencialmente comercial 
  • Revistas, anuarios, diarios, boletines oficiales y hojas integrables 
  • Partituras 
  • Estampas originales realizadas con cualquier técnica 
  • Fotografías editadas 
  • Láminas, cromos, naipes, postales y tarjetas de felicitación 2 
  • Carteles anunciadores y publicitarios 
  • Mapas, planos, atlas, cartas marinas, aeronáuticas y celestes 
  • Documentos sonoros (CD audio) 
  • Documentos audiovisuales (DVD) 
  • Documentos electrónicos (CD-ROM)
Estos materiales, que podrían considerarse publicaciones menores, agrupadas en categorías, son de gran interés para la investigación. Por ello, su depósito legal reviste gran importancia. Así: 

  • Programas de fiestas locales, pregones, así como cualquier otra publicación relacionada con las mismas. 
  • Programas de fiestas de moros y cristianos, así como cualquier otra publicación relacionada con las mismas. 
  • Fiestas de Semana Santa, programas, así como cualquier otra publicación relacionada con las mismas. 
  • Publicaciones locales relacionadas con el turismo, con menos de 49 páginas, como guías de hoteles, folletos con itinerarios, excursiones, gastronomía local, etc. Sean o no editadas por organismos oficiales 
  • Programas culturales sobre exposiciones, conferencias, teatro, cine, música o danza, certámenes de fotografía. 
  • Folletos de la Administración Pública: sobre empresas públicas, sus funciones, servicios, actividades que prestan, etc. 
  • Postales de pueblos, paisajes y ciudades. 
Sólo si las publicaciones se depositan pasan a formar parte de los fondos de las bibliotecas conservadoras (Biblioteca Nacional de España y Bibliotecas de las Comunidades Autónomas) donde se garantizan su conservación y difusión. 

La Biblioteca Nacional de España viene detectando lagunas en el cumplimiento del deber del depósito legal por parte de los Gobiernos Locales y quiere recordar a todos ellos la importancia de entregar sus publicaciones para que puedan ser consultadas e investigadas por las generaciones presentes y futuras. 

Servicio de Depósito Legal BNE