sábado, 24 de febrero de 2018

EN RESPUESTA A LA CARTA DE LA JCCM

Ante todo queremos dejar claro que creemos que las administraciones deben contestar a las iniciativas que se les plantean, por eso,, queremos agradecer la rapidez en la respuesta a nuestro escrito de 2 de febrero del presente 2018. 

Así y todo queremos contemplar algunas de las respuestas que nos han hecho llegar y seguir buscando en positivo la estrategia a seguir.

Muchas de las afirmaciones sobre estructuras en las que demandamos mejoras y cambios en la calidad del modelo de transporte parece que la Junta echa balones fuera. Así ha sido hasta ahora y creemos que ya no vale esa actitud.

Queremos recordar que existen herramientas que, modernizadas, pueden ser útiles en el avance hacia una movilidad pública, de calidad y sostenible. Nos referimos al Convenio de cooperación en materia de transporte público que puede ser revisado para su próxima renovación e ir haciendo mesas sectoriales para solucionar muchos de los problemas de movilidad que enfrenta a la población de esta zona de la provincia de Guadalajara y que pueden ser exportables a otras zonas de Castilla La Mancha.

Aunque el Convenio está, en la actualidad circunscrito a la utilización del Abono de Transportes, es lógico pensar que puede ampliarse a los elementos que guardan relación en la movilidad de ese transporte, por ejemplo las carreteras y un sistema de transporte alternativo, público y sostenible.

Las carreteras M117 y su continuación hasta la N320 en territorio de Castilla La Mancha tienen unos responsables administrativos (CAM y Diputación de Guadalajara) pero quedan dentro del territorio vertebrado dentro del Convenio de colaboración. Parece de sentido común que el mismo resuelva el problema de las vías por donde se desarrolla el servicio que presta y que, en el presupuesto que financia la apuesta por el transporte público, con la utilización de los Abonos de Transporte,  haya una partida para la mejora de la vía donde se produce este servicio en AMBAS comunidades autónomas. O sea, que una línea de actuación administrativa no haga de efecto frontera entre la misma ciudadanía.

No hablamos de estados independientes, las mismas fuerzas políticas están a un lado y otro de la línea que separa las administraciones y sería de agradecer dejar de hacer un uso partidista de los recursos y pensar más en la ciudadanía.

Volvemos a recordar el Convenio de Transporte entre CAM y CLM para advertir de la maniobra que realiza la Junta al referirse a la titularidad de la línea 184. 

Ésta línea forma parte de las rutas integradas en dicho convenio, que está financiado, aproximadamente en un 66% por la JCCM y un 33% por la CAM. Por tanto, ALGO tendrá que decir la Junta sobre cómo se utilizan sus recursos públicos y cómo afectan los recortes en el servicio de esta línea a la ciudadanía de esta parte de la provincias de Madrid y Guadalajara.

La respuesta dada al proyecto de ampliación del servicio de Cercanías hasta Algente (a 8 km. de El Casar) que en su estudio inicial se basaba en la inclusión de unas cien mil posibles usuari@s, se puede ampliar con la población real de El Casar y las poblaciones de su entorno más próximo que la Junta ya valoró en 2008 en una 40.000 personas más.

Sería de agradecer la aprobación en las Cortes de Castilla La Mancha de un compromiso con este proyecto que en El Casar, Torrejón del Rey y la Diputación provincial de Guadalajara ya ha sido realizado a lo largo de este tiempo. Tiene un apoyo mayoritarios pues PP, PSOE, e Izquierda Unida (ahora integrada en Unidos Podemos) ya han expresado en votación su apoyo al mismo.

La argumentación, sobre las misma base del ya indicado Convenio de Transporte entre ambas comunidades está en la aprobación de la renovación del Convenio entre CAM y CLM la administración madrileña indica, textualmente: La colaboración entre las dos administraciones facilitará la intensa movilidad entre regiones, que arroja cifras anuales cercanas a los 3 millones de desplazamientos. De estos viajes, alrededor de un millón y medio se realizan en Cercanías, y el millón y medio restante, en autobuses interurbanos. Asimismo, los usuarios de los Abonos de las zonas E1 y E2, realizan cerca de 3 millones y medio de desplazamientos al año en Madrid capital.

La importancia de un transporte público, social y sostenible es tan importante que YA ESTÁ REDACTADA en la legislación de transporte vigente. Ahora demuestren su voluntad política para coger el testigo de esta iniciativa y sacarla adelante.

Para terminar, comenzamos por fijarnos en el primer párrafo de la carta:

AHORA EL CASAR nació para mejorar la calidad de vida de nuestra ciudadanía y en las elecciones de 2015 un buen número de votantes nos otorgaron la confianza para obtener una buen resultado que acabó con el despotismo del PP durante la anterior legislatura. Por eso, SIEMPRE estaremos en la brecha de la lucha contra poderes económicos e intereses partidistas que se queden en una simple declaración de intenciones para dejar pasar la tormenta.

Haremos un seguimiento y veremos en las actitudes de los demás por donde van a actuar en defensa de esta misma ciudadanía o van a mirar para otro lado.