domingo, 13 de noviembre de 2016

DEBEMOS SALVAR A LA CIUDADANÍA, NO A LOS ESPECULADORES INMOBILIARIOS


Aunque se ha dado a conocer recientemente, el pasado 23 de agosto se aprobó en la Junta de Gobierno Municipal un convenio de aplazamiento de la deuda tributaria de la empresa Urbanicsa. Tantas facilidades para salvar a los amiguetes y tantas prisas para que la ciudadanía, con problemas económicos por una crisis de la que no son culpables, pague demoras, e incluso se les haga receptores de amenazas por embargos. La excusa dada por el PP, permite que "como consecuencia de la difícil coyuntura económica del sector inmobiliario, es necesario habilitar fórmulas que protejan al mismo tiempo los intereses de la Hacienda municipal y den facilidades de pago de los tributos locales a los agentes que operan en ese sector. Para pagar la deuda tributaria que Urbanicsa tiene con el Ayuntamiento de El Casar, se aprueba Convenio de fraccionamiento y aplazamiento de deuda tributaria. En el Convenio se recoge un fraccionamiento del pago de la deuda en treinta y seis meses a contar desde el uno de octubre de 2016, estableciéndose las correspondientes garantías de pago. Se aprueba dar cuenta del Convenio firmado en Pleno municipal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario