sábado, 1 de agosto de 2015

ELENA DE LA CRUZ DA PRIORIDAD AL CONVENIO DE TRANSPORTES PERO OLVIDA LA MODIFICACIÓN DE LOS ABONOS E1 Y E2

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, ha afirmado que el convenio de transportes de la Junta con la Comunidad de Madrid está pendiente de renovación desde el año 2013 y que es uno de los asuntos prioritarios para la Dirección General de Transportes de la Consejería.

De la Cruz ha hecho estas declaraciones durante la reunión que ha mantenido este viernes en Azuqueca de Henares con el alcalde de la localidad, José Luis Blanco, y a la que también han asistido el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, y el director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad de la Consejería, Javier Barrado, ha informado la Junta en nota de prensa.

De la Cruz se ha comprometido con el regidor azudense a priorizar al colectivo joven en el margen de ese futuro convenio para facilitar al máximo los desplazamientos por razones de estudios con la comunidad vecina.

CERCANÍAS Y ASTRA
Ante las quejas del alcalde sobre frecuencias, puntualidad, trenes directos y otros aspectos relacionados con el servicio de cercanías de Renfe, De la Cruz ha afirmado que en la agenda de la Consejería figura un encuentro con la ministra de Fomento, Ana Pastor, para exponerle la necesidad de reforzar este servicio en Azuqueca y Guadalajara. También le expondrá a la ministra cuestiones "de otras localidades de Castilla-La Mancha que me consta que tienen problemas con el transporte ferroviario".

En cuanto al funcionamiento del plan ASTRA, según José Luis Blanco hay momentos, especialmente en aquellos horarios en los que se producen más visitas a las consultas del Hospital de Guadalajara capital, en los que las expediciones son mejorables.

"Vamos a estudiar el tema y comprobar todas las posibilidades que tienen las concesiones porque sí nos parece importante la posibilidad de aumentar algunas frecuencias. Tiene mi compromiso de estudiarlo. No le voy a prometer nada que no pueda cumplir pero en la medida del presupuesto y de lo que nos hemos encontrado encima de la mesa lo vamos a acometer", ha declarado la consejera, que se ha mostrado dispuesta a "afinar" este servicio.


DESDE AHORA EL CASAR ECHAMOS EN FALTA REFERENCIAS AL ABONO DE TRANSPORTE

El Abono de Transportes de la Comunidad de Madrid es una modalidad que fomenta el transporte público a un precio razonable, a la vez que contribuye a que se utilice menos el vehículo particular, lo que favorece la mejora del medio ambiente. Así, estudiantes y trabajadores son los que se benefician de un acceso al transporte público a un precio asequible.

La utilización del abono de transportes, que nació inicialmente para la Comunidad de Madrid, se ha ido extendiendo a las zonas de influencia del área metropolitana madrileña, entre las que se encuentran las provincias de Toledo y Guadalajara en la Comunidad de Castilla la Mancha. 

Al estar nuestras provincias en una Comunidad Autónoma diferente a la de Madrid, es necesario la implicación de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha para que los ciudadanos y ciudadanas que trabajan o estudian en la Comunidad de Madrid, se puedan acoger al abono de transportes en las mismas condiciones que las personas residentes en dicha Comunidad.

Además, tengamos en cuenta, que en ambas provincias castellano-manchegas, la población proviene mayoritariamente de la Comunidad de Madrid, donde mantiene sus puestos de trabajo y que en sus nuevos lugares de residencia, no existe, en la actualidad, posibilidades laborales que impidan su desplazamiento. También debemos contar, que con la implantación del Servicio de Estacionamiento Regulado en la ciudad de Madrid, las dificultades de estacionar el vehículo durante el horario laboral o de estudios en mínima, por estar el tiempo máximo, limitado a dos horas.

Hasta la fecha, se han presentado iniciativas para conseguir armonizar los abonos de transportes existentes, cambiando la corona actual de nuestras provincias (E1 y E2) con la distancia equiparable en las modalidades de la Comunidad de Madrid, lo que permitiría cambiar nuestras zonas por la C2, con un costo menor para los usuarios, la posibilidad de adquirir el abono anual, que constituye y ahorro de un mes completo y el previsible aumento del uso de transporte colectivo público en lugar del vehículo privado. Estas iniciativas se han tomado en el Ayuntamiento de Guadalajara, en la Diputación Provincial de Guadalajara y en el Ayuntamiento de El Casar (Guadalajara).

Por otra parte, hasta este momento, el convenio existente entre la Comunidad de Madrid y la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, ha estado prorrogado durante casi dos años, hasta la firma de un acuerdo de renovación. Un retraso injustificado. Pues bien, ya deberíamos estar pensando en el próximo acuerdo, para el que las negociaciones deben empezar cuanto antes y evitar un retraso como el ocurrido en las actuales.

En dicho acuerdo, debería estar incluido, el cambio de zona para los abonos de trasportes de las provincias de Toledo y Guadalajara, asimilando la distancia existente en kilómetros a la zona correspondiente y permitiendo, que las localidades de Castilla la Mancha cuya distancia lo permita, permuten su zona (E1 y E2) por la C2. 

Según la encuestas realizadas, el uso del abono de transporte está desequilibrado en cuanto a la procedencia de los usuarios, así se observa que un 60% de los mismo reside en Castilla la Mancha por un 30% que reside en Madrid (el restante 10% tiene otro origen, tal como Castilla León). Por ese motivo, como herramienta en la negociación, la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha podría incrementar su aportación económica al gasto generado por el uso de la red de transporte, o en su defecto, subvencionar la diferencia existente entre los abonos E1 y E2 de la Comunidad de Castilla la Mancha y el abono C2 del límite de la Comunidad de Madrid. Así no serían los ciudadanos y ciudadanas las que tendrían que pagar la falta de cohesión territorial de nuestra ciudadanía y sus puestos de trabajo.

CONCLUSIÓN

El uso del abono de transportes en nuestra Comunidad Autónoma es una herramienta imprescindible para l@s trabajador@s y estudiantes que proceden de la vecina Comunidad de Madrid y mantienen sus responsabilidades estudiantiles y laborales en sus lugares de origen, ante la imposibilidad de acercarlos a sus actuales lugares de residencia.

Además, el fomento del uso del transporte colectivo público, debe ser una obligación para las administraciones locales, provinciales y regionales, que deben facilitar cuantas iniciativas se presenten que tiendan a reducir el uso del vehículo privado y por tanto reducir, a su vez, los gases de efecto invernadero.

El gasto que permite financiar el cambio de las zonas E1 y E2 a la zona C2, se puede considerar como una inversión en el ahorro energético, en la calidad de vida de las personas, en la seguridad en el transporte por carretera, en la reducción de nuevas infraestructuras de transporte por carretera, y en definitiva una inversión en movilidad sostenible hasta que existan las condiciones que hagan innecesarios los desplazamientos, por la creación de puestos de trabajo y educativos en las nuevas zonas residenciales de nuestra región.

Por todo esto solicitamos de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha:
  • Que en la próxima negociación del convenio entre la Comunidad de Madrid y la Junta de Comunidades de Transportes se plantee como imprescindible, el cambio de zona para las provincias de Toledo y Guadalajara de las E1 y E2 actuales a la C2, con criterios de kilometraje y no de territorialidad. 
  • Que en caso necesario, los gastos derivados de este cambio de zonas sean asumidos por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha como una inversión en Movilidad Sostenible. 
  • Que en la valoración económica que se haga de esta iniciativa, se cuente la seguridad en el transporte, los gases de efecto invernadero, la ausencia de nuevas infraestructuras de transporte por carretera y el ahorro energético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario