viernes, 19 de junio de 2015

APERTURA DE LOS COMEDORES ESCOLARES EN VERANO

PROYECTO DE APERTURA DE LOS COMEDORES ESCOLARES EN VERANO VINCULADOS A CAMPAMENTOS URBANOS


El comedor escolar se ha convertido en la principal oportunidad para que muchos niños y niñas, cuyas familias atraviesan dificultades económicas, reciban una comida nutritiva y adecuada para su edad. La única en los casos más extremos. ¿Qué pasará cuando este fin de semana los colegios cierren?

Partimos de una base: no hay ninguna justificación para que haya niños en El Casar que no reciban una alimentación adecuada. Ninguna. Y por tanto todas las medidas encaminadas a atajar esta situación deben ser bienvenidas y compartidas. Es más, presentamos este proyecto para que se integren en el mismo y aporten cuantas mejoras crean oportunas a las demás fuerzas políticas de nuestro municipio, salidas de las recién celebradas elecciones locales y así quitarle el contexto de la lucha partidista.

La petición de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, de abrir los comedores escolares en verano para atender a los niños más vulnerables debe provocar, en nuestro municipio una respuesta rápida, eficaz y humana. Pero la apertura de los comedores debe darse siempre en el marco de actividades educativas y de ocio que ayuden a los niños y eviten una imagen de un “comedor social infantil” que pueda estigmatizar a los usuarios.

El torbellino de la recesión ha golpeado mucho más fuerte a las familias con hijos que a las que no los tienen. Recientemente Unicef ha dado un tirón de orejas a las administraciones públicas por cruzarse de brazos ante esta situación y no echar apenas ningún capote a las familias en apuros. Mientras la crisis ha demostrado la enorme capacidad solidaria de las familias (muchas de ellas sostenidas únicamente con las pensiones de los abuelos), esta solidaridad no se ha visto reflejada en ningún momento en la atención social y en la inversión pública de las administraciones, ni locales ni autonómicas.

Ahora El Casar y PSOE lanzan así una llamada de atención ante el peligro de que se empiece a instalar la percepción de que los niños molestan, de que en la crianza no hay ningún reconocimiento social sino un castigo o de que tener hijos conlleva grandes obstáculos en la carrera profesional y una sobrecarga de responsabilidades especialmente ante un modelo de sociedad competitivo que busca la agresividad entre trabajador@s por un exiguo mercado laboral cada vez más precario.

Además queremos combatir la idea de que la pobreza de los niños es exclusivamente responsabilidad de su familia. A nuestro juicio, "el Ayuntamiento, como administración más cercana a la ciudadanía, también debe implicarse en el bienestar y los derechos de los niños porque los niños son, también, un asunto de Estado".

Este proyecto busca que se den las condiciones para que no haya ningún niño o niña sin recibir el adecuado almuerzo diario, y estos espacios ofrecerán actividades lúdicas para menores vulnerables, con objeto "de que puedan disfrutar del verano como el resto de las familias. Hay que tener en cuenta que el trabajo realizado en el colegio todo el año, se puede perder si los niños no pueden acceder a ofertas de ocio educativo y que acceder a actividades educativas y recreativas en verano que incluyan una comida, son fundamentales para un pleno desarrollo.

Creación y planificación de actividades:

Espacios, talleres, juegos, actividades deportivas, danzas, canciones, cuentacuentos, baúles itinerantes de actividades con monitores: circo, juegos tradicionales, música, cuentos. Creación de jornadas gastronómicas de países de procedencia de niñ@s, donde se hace una comida típica de un país del mundo y actividades relacionadas.

Este proyecto se puede articular a través del Consejo escolar de Localidad donde están representados, padres, docentes y alumnado, además de las fuerzas políticas con representación en el Pleno.

Con este proyecto educativo y social queremos contribuir a la formación de los alumnos que necesiten hacer uso del servicio de comedor en el Colegio durante el periodo de vacaciones, pensándolo como otro espacio más donde los niños conviven y aprenden dentro de un contexto distendido y de juego. El proyecto está basado en los principios de tolerancia, libertad, cooperación y solidaridad, que Ahora El Casar y el PSOE tienen como valores centrales en su propuesta educativa. 

Los objetivos específicos para este proyecto de comedor escolar en verano son:
  • Participar en juegos/actividades cooperativos en grupo y libres.
  • Practicar la solidaridad ayudando a los compañeros en todo momento.
  • Saber utilizar correctamente los cubiertos. 
  • Mantener el hábito de lavarse las manos antes y después de comer. 
  • Permitir que niños y niñas reciban una comida nutritiva y adecuada para su edad.
  • Motivar a los niños y niñas para que adquieran una alimentación adecuada. 
Proponemos que la financiación se haga tanto a nivel municipal mediante el fondo de reserva que se creó por el superávit presupuestario, como a nivel autonómico, cuando se solicite a posteriori, la financiación adecuada a la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha que tiene las competencias en materia de educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario